Qué hacer con niños

Eba Homes

13 julio 2017

No hay comentarios

Qué hacer con niños

Propongo un circuito que puede hacerse andando o en bici, aunque no esta de más usar el transporte urbano, a mi lo que más me gusta es el metro (fácil y rápido). Navegar por la Ría de Bilbao, se puede hacer un crucero con Bilboats de aproximadamente una hora de duración y donde se puede ver el Ayuntamiento, el nuevo y bonito Estadio de San Mamés, la Torre Iberdrola, el Museo Guggenheim….

Visitar el Museo Guggenheim (espacios amplios y exposiciones permanentes como el laberinto de la Materia del tiempo) o simplemente pasear por sus alrededores donde se puede disfrutar de las vistas, ver la araña Mamá o la mascota Puppy que siempre fascina a los peques. Si quieren jugar y jugar sin parar, una zona de juego muy próxima al Museo Guggenheim (200m), es el Parque República de Abando: amplia, segura y con un montón de propuestas de juego originales

Si viajas a Bilbao en época de baño, coge el bañador y a los chorros de agua que están próximos al parque que he mencionado antes. ¡¡¡Al agua patos!!! Un entorno como es el de Bilbao, verde y preparado para bicis no puede faltar, un Tour en bicicleta.

Hay un tour que sale junto a la Ría y las rutas están adaptadas al ritmo de la familia y que si le das bien al pedal puedes darte un homenaje con algún que otro pintxo.

Un clásico de visitas escolares es el Museo Marítimo de Bilbao, es un tributo al pasado naval, siderúrgico, pescador y marinero del Bilbao. Un homenaje a la memoria de tantas gentes bilbaínas que afrontando duras condiciones de vida y trabajo levantaron lo que es el actual Bilbao Subir al Monte Artxanda pero en funicular, uno de los planes favoritos entre las familias bilbaínas.

Cada 15 minutos une el centro de Bilbao con Artxanda y donde se puede ver desde arriba Bilbao como si fuera una maqueta. Se puede disfrutar de un Picnic llevando unos bocatas y acampar en una de sus múltiples mesas. En la Plaza Indautxu se encuentra la Librería Sopa de Sapo un estupendo lugar para descansar, ojear, leer o comprar alguno de los miles de libros infantiles que hay.

Un espacio amplio, acogedor y luminoso, con un sofátobogán y con frecuentes talleres y cuentacuentos infantiles. Visitar la catedral del fútbol, San Mamés.

Aunque no te guste el fútbol merece la pena verlo, por su estilizada silueta, ha sido premiado en diferentes certámenes de arquitectura. Existe un combinado de entrada al Museo de San Mamés más tour guiado por el estadio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *